jueves, 20 de mayo de 2010

LOS NIÑOS DE KERRGALLO (LXV). Con la escuela a medio terminar..

No se había pasado aún el dulce sabor que dejaron las Olimpiadas y ya estábamos poniendo los cimientos de algo que tendrá en el futuro una trascendencia importante: las clases de idioma español.

Aún sin acabar la escuela, con las paredes a medio enlucir, se sacaron los pupitres que un día se hicieran subvencionados por Nakupenda, antes de haber puesto los cimientos de la escuela que los contendría, y se colocaron para recibir las primeras clases que se darían bajo su techo. La escuela quedaba así inaugurada informalmente.

                                  Con la escuela a medio terminar...

Rosa, una amable señora voluntaria colaboradora de Nakupenda,  había decidido hace meses dar una semana de su tiempo para enseñar a los chicos algo de español.


                                            Las primeras lecciones..


Así ha sido, y este primer contacto de la escuela, y especialmente de Yuma, con nuestro idioma se ha vivido como una auténtica fiesta. La ilusión con la que los chavales y niñas han tomado las clases solo es superable con la euforia provocada en el mismo Profesor.

A los dos días de empezar, Pilar, les descubrió algo que no había pasado por sus cabezas: cuando dominaran el alfabeto con el cual aprendería español, se darían cuenta que podrían leer y escribir su propio idioma: el wolof. El descubrimiento fue épico cuando sobre el cristal trasero empolvado del Renault empecé a escribir en mayúsculas ante el profesor, NA-KA SU-BA-SI, mientras él iba pronunciando las sílabas según las escribía: NA-KA SU-BA-SI, hasta que al acabar la frase, la leyó de corrido y se le iluminó la cara : “Naka subasi?” Cómo está la mañana?, el saludo matinal en wolof...Acababa de descubrir que pronto podría leer y escribir wolof ¡¡¡ se iban a alfabetizar en su propia lengua ¡¡¡


 ¡¡ Se acabó la clase ¡¡ ahora a jugar al baloncesto, no sin antes tomar el batido de la tarde....

Todavía no creo que pueda ver toda la trascendencia futura, pero es tremenda, y así se lo intenté explicar. En Senegal se pueden encontrar muchísimos libros en wolof, de todas las materias...Hasta Windows está ya en wolof ¡¡ Un mundo nuevo, el que les acerca a su propia cultura a través de su idioma, se abría paso. No a través de un idioma extranjero. A mi juicio ahí estribaba lo más importante de la nueva iniciativa. La educación les debería acercar a su propia personalidad nacional, a su cultura , a su idioma. Otra revolución en la trastienda de aquella explanada se estaba cociendo con aquellas clases. Solita, mecida por la misma brisa que se ha encargado de que a esa Escuela le llegase el fruto de la paciencia.

La profesora Rosa descubrió con pasmo, al igual que todos, la capacidad de retentiva y la ilusión de aprender de estos chicos y chicas. Gracias Rosa.





A partir de este sábado Pilar recogerá el testigo de las clases: en dos grupos diferentes, por edades, tres días de clase para cada grupo a la semana, cada semana,  de 5 a 6 de la tarde. La Escuela ya tiene profesora permanente de español, que además les va a enseñar a su vez el wolof alfabetizado.



Es difícil reflejar sobre todo el entusiasmo de Yuma por aprender español. Cada vez que voy a la explanada me recibe con una libreta y un bolígrafo y aprovecha para preguntar y anotar en la libretita cualquier palabra que salga en nuestra conversación, en español.

Recordáis cómo escribía vuestros nombres en árabe en la arena?. Ahora cuando los pregunta, los escribe en español. Dice que ahí, en esa escuela se aprenderá español con un énfasis enorme. Que ningún francés, ni ningún ingles se acercó por allá en tantos años a echarles una mano, solo han venido españoles. Y ahí “by force” todos aprenderán y hablarán español.

Con la escuela a medio acabar se solapaban las etapas , una vez más.

Con la escuela a medio acabar, este atardecer del miércoles recibíamos en la explanada los camiones , uno de grava y otro de arena, que descargaban su contenido,  no en la esquina noreste en donde se levanta el edificio de la escuela, sino en el lado sur. Allá donde dentro de unos días se empezarán a hacer los bloques que formarán el primer módulo de la casa dormitorio de los niños.

Momentos antes con el profesor Aliu como traductor, le decía a Yuma, que cuando empecemos a traer las cabras le presentaré un documento y buscaremos dos testigos y que se deberá firmar ante nosotros explicitando que los beneficiados de esa donación es la comunidad de niños de la escuela Ahlulahi, y que el destino de esos animales será producir leche y carne para alimento de ellos y de los miembros de la casa del Profesor, y que ni él ni nadie dispondrá de derecho a vender las cabras, ni la leche ni la carne. Pondremos un límite, pues llegará un día que ese rebaño se multiplicará y tendrá 200 cabeza, si Dios quiere. Haremos un cálculo de tantos niños por x cabras, y el excedente se podrá vender. En definitiva se hará un contrato.

Pronto empezarán a realizar el cercado para los animales.

Le he explicado que primero, solo son los niños y la casa del Profesor los destinatarios de ese rebaño, en carne y leche, y segundo que de esa manera le protegía a los chavales y a él mismo, pues cuando alguien del pueblo pretendiera pedirle una cabra recordándole algún favor pasado, podría sacar el documento y decirle: “no puedo darte nada, es para los niños y está firmado”. La ruptura de un contrato entre los musulmanes es considerada una impiedad. Yuma no rompería nunca su palabra dada, y menos la firmada con dos testigos "Como dice el Coran" ha añadido el profesor Aliu. "Exactamente así es" le he contestado


Un rebaño de 40 o 50 animales, que pronto se duplicarán naturalmente, hace a quien lo posee muy poderoso en estas tierras y es importante que se entienda que los propietarios son los niños. Nadie más.

Ha dicho que le parece muy bien, y su risa de inteligencia, como cuando le expliqué las razones para no dejar en su casa 25 sacos de arroz ni ocho garrafas de 20 litros de aceite cada una, ha sido clara: se ha golpeándose la sien derecha suavemente con su dedo índice y dirigiéndolo alternativamente hacia mí, diciéndome con la mirada , “tu entiendes”. Y él también, me digo yo. Y el profesor Aliu lo ratificaba.

 Paqui, la vice presidenta de Nakupenda, probándole gafas a la Presidenta de la Asociación de Mujeres de Kerrgallo.

Cuando aún no se había acabado la última clase , Nakupenda volvió por tercera vez a pasar por esta explanada para mostrar con los chavales y con la aldea entera de Kerrgallo su solidaridad, haciendo una revisión de ojos a los mayores de la aldea, que completaba la que Cris de Mensajeros X Gambia realizara días antes con los niños de la escuela . Y anunciándo a las fuerzas vivas del pueblo en una reunión mantenida con ellos, su intención de traer para ellos una granja apícola que beneficiara a toda la comunidad

El amigo Sebastián renovó su compromiso con la Escuela Ahlulahi manifestando su deseo de hacerse cargo de los uniformes de los chavales.

Gracias Sebastián, gracias una vez más Nakupenda.


Amigos de Nakupenda, Modu nuestro entrenador y los doctores cubanos compartiendo arroz en El Color de la Papaya



Esta tarde, casi a punto del ocaso, cuando los niños van reuniendo hatillos de ramas menudas que iluminarán la gran hoguera en torno a la cual harán las últimas recitaciones diarias del Corán, al acercarme a la explanada con los batidos volví a ver una escena que desde las Olimpiadas se repite: los niños jugando a baloncesto en su nueva cancha de basquet. Cuando estando con el Profesor hago que recaiga su atención sobre los niños que hacen deporte, su cara se ilumina y dice "bagna trop, eeeh bagna trop". Que está muy bien, que éso es muy bueno. "Ya se van menos  por los campos y los tengo más vigilados", añadía el Profesor. "Bagna trop¡¡"

La mamá de Ye Jara, la pequeña de tres años que toma los batidos, le decía a mi mujer que la niña había aumentado de peso, y que la veía mucho más saludable desde que tomaba los batidos, hace tan solo tres semanas. El mismo comentario lo extendió a otros niños. Judías, leche de cabra, carne..y a Ibrahima, el "secretario" cuando oye esas cosas de la comida se le dibuja una sonrisa de pícaro bondadoso.


 Ye Jara, con su batido diario. Necesitamos bastantes más. Tú puedes traerlos. Mensajeros X Gambia te los puede facilitar


Un día, después de hablar del tema de la nutrición en la huerta con Yuma y los más mayores, al ir a marcharme de la explanada , Ibrahima que se encontraba con otros muchachos a la sombra de un árbol, con una cazuelita para tomar un almuerzo, me llamó y vino a enseñarme la cazuelita: en ella había un arroz caldoso,de un caldo blanco, como un arroz con leche especialmente líquido. Le pregunté si era leche o qué era. No era leche, tan solo era agua, agua y arroz blanco cocido en ella.

No traigan ustedes caramelitos, por favor, que no se van a dar nunca más en esta explanada de niños con caries, ni juguetitos que sobran porque no los necesitan, ni cosas supérfluas. Traigan judías secas, y latas de pasta de tomate y sacos de cebollas.  Y entréguenlas al Profesor o a mí, que a los niños no hay que darles nada, nada más allá de algo de tu tiempo, algo de tu afecto, algo de tu conocimiento.

Hace unos días el Profesor me decía "estamos muy agradecidos por lo de la huerta, lo del restaurante, lo de la escuela, pero sobre todo agradecemos mucho vuestro apoyo para comer". Lo que más aprecian es la comida, que es el desafío de cada día, de varias veces al día.. Nakupenda, Makamuru y los Donantes Olímpicos mantienen un stock que arroz , judía secas y aceite que es lo que ellos más aprecian.

Los visitantes y amigos de esta escuela se sorprende, y algunos se enamoran de un "no se qué" que desprenden estos chavales. Yo les diré el secreto. Lo que perciben es la pureza y la inocencia. Y esas dos cosas tienen un poder de seducción terrible. Pureza e inocencia todavía no corrompida, aún en chicos de 18 y 19 años, que cuando salgan de esa escuela seguirán manteniendo viva la llama de la transmisión espiritual y educativa en muchos otros niños, en muchas otras escuelas

Pero esas cosas que abundan en esa explanada donde ellos carecen de  cosas que hasta los más miserables de este pais disponen de ellas, no están ahí, en esos chicos y chicas, por casualidad: es el producto, la consecuencia,  de muchas otras que según y cómo es dificil percibir y que tienen que ver con su educación, con Yuma y con su desapego forzoso de muchas cositas materiales.

Cuando alguno de ustedes reparte un caramelito a cada niño pensando que por un carmelo no pasa nada. Y el siguiente que viene reparte un juguetito. Y el siguiente otra cosita y después otro otra cosita. ¿saben lo que pasa a la cuarta vez? que cuando un blanquito aparezca por la explanada enchido de la emoción personal de proporcionar una sonrisa a esos "pobres niños" tan encantadores dandoles un regalito, los niños al ver al blanco lo primero que pensarán es "a ver que nos trae éste". ¿Cómo se llamaba aquel experimento? era Pavlov? el del perro,la comida, el pitido y la insalibación incontrolada. Pues éso.

Los niños son los seres más vulnerables.

Y después de la mirada espectante, vendrá la mano extendida, y después la exigencia de que des algo.

¿Es que no lo han visto en las calles y caminos de toda Gambia? "give me tubab, give me. Dame blanco dame ¡"

"Pero si todo era por hacerlos felices. Yo no corrompo a ningún niño"

¿Estás seguro que no era por sentirte tú feliz? Emocionado o emocionada con esa agradecida sonrisa de un niño que recibe un caramelo mientras muestra sus dientes careados y te da la oportunidad de una foto maravillosa.

¿Es que no se te ha encogido el corazón más de una vez en el cumpleaños de tu sobrino o de tu hijo o en las navidades al ver que ya ni los montones de juguetes satifacen a aquellos niños a los que acostumbraron a la abundancia?


Los niños son los seres más vulnerables.

La explanada de Kerrgallo nos enseña a todos, o nos puede enseñar, muchas cosas.

No la estropeemos.

2 comentarios:

Gabriel dijo...

"Que ningún francés, ni ningún ingles se acercó por allá en tantos años a echarles una mano, solo han venido españoles." Tengo que hablar con Yuma y explicarle algunas cosas...

Que bueno que gracias a aprender el alfabeto en castellano puedan aprender a leer y escribir wolof. Porque el idioma es la fuerza de la cultura, el corazón. Que gran descubrimiento Pilar (te he visto en una foto).

Que bueno esto de las primeras clases en las aulas.... esa pizarra!!!

Es muy buena idea lo del contrato para las cabras y lo de calcular un máximo teniendo en cuenta los niños de la escuela. Hay que poner una ecuación en el contrato. Eso se le da bien a Ismael.

Salut

david dijo...

fantastico y maravilloso... no puedo decir más de la emoción y del recuerdo tan cercano de todo