lunes, 1 de marzo de 2010

LOS NIÑOS DE KERRGALLO XXXV. ONGs sí o no?

Sabía que la carta de Flor provocaría el debate, y la publiqué a sabiendas, pues ponía encima de la mesa como la acción de alguien, de quien conozco su desafección por la ONGs, era capaz de dar un paso adelante para “pedir” por ella misma ayuda para los miserables. Algo que quizá no se le había pasado jamás por la cabeza. Algo que venía de una persona como Flor, de quien soy testigo ha dado muestras de una generosidad alucinante, que la he visto repartir billetes de 50 euros como quien da caramelos. Hasta dejarme sin palabras. Después, eso sí, de aplicar tercer grado de interrogatorio y scanear todo lo scaneable.

Lo sabía. Y de alguna manera pensé que lo que iba a pasar me daría pié a exponer algo que ya me rondaba por la cabeza.

Y que junto con la experiencia de El Color de la Papaya, nos daba para poner las cosas en su sitio. Incluida posturas como las que están en contra de la ONG por principio.

Porque fíjate Flor. ¿Qué pasaría si mañana El Color de la Papaya decidiera hacerse una ONG para tener un status más operativo? Dejarías de confiar en mí? Dejarías de creer en lo que hacemos? Incluida tú, y lo mucho que ya has hecho?

Bienvenido el debate, amigos.

Esta es la carta de un amigo dejada en los comentarios a un post reciente:

Anónimo dice:

“que bonita carta la de Flor,en la que pone en duda,a veces,la honestidad de las ong,s en las quemuchos confiamos,trabajamos sin ninguna contraprestacion economica sino con aportaciones economicas,emocionales y de tiempo libre,sacando como unico redito la posibilidad de ahorrar durante todo un año para pagar un pasaje de avion y una estancia para ver in situ el resultado de un esfuerzo colectivo,porque no todos vivimos en la abrigada mansion del funcionariado y en el calentito entorno de un hospital publico,otros vivimos en la incertidumbre de si mñn seguiremos teniendo la posibilidad de trabajar y por tanto seguir ayudando a nuestros hermanos mas desfavorecidos del continente olvidado.En fin, compungido por estas facilonas generalizaciones me despido de vosotros mientras deposito unos euros en la hucha de mi proximo viaje.Gracias anticipadas por leer mi comentario en este rincon de libertad de expresion.
erido amigo o amiga, quien seas, déjame que de mi opinión sobre un tema que me he preocupado, como muchos en acercarme a él, para daros mis conclusiones, compartirlas con vosotros.”

Abro el debate.

Qué duda cabe que la prensa nos ha dado ejemplos de fraude que utilizando el dolor de los miserables y la buena voluntad de las gentes, han utilizado uno y otro para hacer negocios ilícitamente.

El daño que han hecho esas ONGs yo lo saldaría en un paredón. No hay derecho.

Hace ya años, vinimos a Gambia con la intención de poner nuestros recursos para echar una mano a nuestros hermanos (elegimos Gambia por ser uno de los países más pobre en el ranking) tratando de crear huertas modernas de 1000 m2 que ayudase a esta gente a pasar de una cultura neolítica al siglo XXI en tema de agricultura.

No se trata ahora de explicar que aquello se fue al carajo agotando mis recursos. Las fresitas de los cojones, perdón de PLANASA, nos dio la última puñalada.

Mi opinión en aquellos momentos sobre la ONGs no era muy distante de lo que la inmensa mayoría de la sociedad piensa: desconfianza, como menos.

Cuando andábamos en aquellas pruebas de agricultura, muy lejos aún, ni siquiera se nos había pasado por la cabeza convertir nuestra granja en algo abierto a los viajeros, conocimos a alguna gente, de ONGs, y a todos les ofrecimos echarles una mano.

Conocimos a gente sincera y cabal, y a otras no tanto.

Más tarde conocería a Sebastián , a Nakupenda y acabé por darme cuenta que lo de la ONGs son como las personas o las empresas. Igualito. El hecho de que haya un canalla, o un millón, no quiere decir que todas lo sean. En absoluto. Es injusto y no es cierto.

he conociodo a turistas como david, que sensibilizado ha tardo un plis plas en plasmar un proyecto maravilloso y eficaz en....lo único que podía hacer para ello: una ONG. Y gracias a esa ONG veo todas las semanas llegar hasta el dispensario de Heike, batidos que valen sui peso en oro, y medicinas. Y veo sensibilizarse muchos turistas que encuentran un cauce honesto para hacer algo, aunque sea un poquito.

Una vez la Granja se abrió a los viajeros, he conocido muchas ONGs y muchas personas, y muchas opiniones al respecto.

La realidad es que si quieres hacer algo no existe un marco jurídico que lo permita que no sea una ONG.

Gente como yo y mi familia, que se lían el petate y que se van al frente con lo suyo y se la juegan, y no piden ni esperan colaboración, no es lo más recomendable. Ni lo más acertado, por muchas razones. Eso lo aprendería yo con sangre. Más tarde, claro. Pues muchas veces, cuando veían nuestra actividad repartiendo eventualmente sacos de arroz, o sabían de mis planes agrícolas, me venía alguien interesado en que montara una ONG. Alguien de la tierra. Ya os podéis imaginar el interés mío en el asunto.

Empresas con gente deshonesta en su dirección crearán acciones torcidas. Hay ONGs sinceras y otras menos. Y otras que son tapadera de otros intereses, y no económicos de entrada.

Es la credibilidad de las personas que están al frente de esas organizaciones las que pueden otorgar confianza al que desea hacer algo desde la distancia.

Nosotros, desde El Color de la Papaya, no queremos generalizar, porque no podemos, porque hemos conocido a gente que como el Anónimo que escribe, se paga sus viajes de su bolsillo, y colabora como el primero, y trabajan gratis por una labor humanitaria ¿qué haya otros que no lo hagan así? Sí claro, y cuando era joven tuve una novia que me dio sopas con onda y puñaladas varias ¿hacerme misógino por ello? Pues mire vd, no, no parece lo más racional.



Ni confiar en todos los seres humanos, ni perder la fé en la humanidad, ni ninguna generalización es correcta. Ninguna, porque no es verdad.

Si esta historia de la Papaya está generando lo que genera es porque se advierte sinceridad, autenticidad y honestidad. El día que no la haya, como cuando no hay luz, ya la puede pintar el "boss" como quiera, que el cartón piedra suena a hueco tarde o temprano.

Los seres humanos han dejado de confiar unos en otros por falta generalizada de esos valores. No se trata de que nos demos además el tiro de gracia firmando nuestra defunción como aspirantes a verdaderos seres humanos. Se trata de hacer las cosas de otra manera, y si nos vuelven a poner los cuernos, lo volveremos a intentar.

Hay que tener la vista puesta en el objetivo: ser capaces de edificarnos como seres nobles e irradiar esperanza y demostrarlo en la acción.

¿Que a quien esté hasta las pelotas de mi ego y de mi religión, o de lo que le pase por el arco del triunfo llegará a decir insidias y barbaridades de nosotros? Como las he oído de Luis el Nota?. Y que podemos hacer ante la maldad? Nada, seguir con la vista puesta en el objetivo, que la corriente fluye y la escoria se queda en las orillas.

En definitiva, los malos ejemplos sirven para saber lo que uno no tiene que hacer, y hay que combatir con la acción la marea negra que nos envuelve.

¿poner en duda la honestidad de las ONGs? pues lo mismo que si pones en duda la honestidad de todos los hombres , todas las mujeres o todos los de Albacete.

Heike, es una Ong. Por ejemplo. Y tiene bemoles su sacrificio, su heroísmo. Tú lo viste Flor.

Hagamos todo lo que podamos, no claudiquemos y demos oportunidad cero a la corrupción. Y tracemos una linea a fuego que no hay que traspasar. Es lo que anima mi acción.

Ahmed

14 comentarios:

The Monkeys' Farm dijo...

Se me olvidó comentar una cosa.

A algunos les ha podido sorprender la cabecera que he puesto en el Blog y mi invitación a apoyar a Mensajeros X Gambia...bueno.

He traspasado una línea nueva, casi tabú para mí, pero ¿qué voy a hacer si sé quien es David, si conozco la necesidad que su trabajo trata de llenar, si veo el fruto del esfuerzo, si conozco que en el dispensario de Heike no se trafican con las medicinas? pues dar un paso al frente. Y quien no conozca a Heike, a David ni a mí, podrá pensar lo que quiera, y estará en su derecho, pero yo no puedo hacer otra cosa sabiendo lo que sé, viendo lo que veo, por mucho que se pueda decir que tengo intereses ocultos en ello...Vale

¿se entiende?

Ahmed

Gabriel dijo...

A los 14 años entré como voluntario de Cruz Roja. Oh!!! Que organización mas maravillosa. Con unos valores preciosos. Una historia preciosa. “Humanidad, Imparcialidad, Neutralidad, Independencia, Carácter Voluntario, Unidad y Universalidad”.

Y UN CARAJO. Organización interna dictatorial, competencia desleal con las empresas de ambulancias, mano de obra barata/gratis, colaboración con las Fuerzas Armadas, etc.

Esa experiencia me hizo cogerle asco a las ONGs. Salí de CR con mas de 20 años.

Con los años he ido interiorizando mi enfado. He aprendido a separar el grano de la paja. He aprendido a no generalizar. A no meter a tod@s en el mismo saco.

Yo que no creo en la humanidad, que creo que somos malvados por naturaleza, que no somos buenos, que llevamos el egoísmo insertado en los genes... Yo que desconfío de los humanos, mas desconfío de lo que los humanos hacen. Si ya es complejo tratar con una persona... mas complejo es tratar con una Organización de personas.

Porque una ONG al final son unas siglas en las que metemos a TODAS las ONGs, pero es que hay mas tipos de ONGs que de personas. Dudo mucho que existan dos ONGs que se parezcan.

Por término general, y sin querer generalizar, desconfío de las ONGs grandes. De las que están BUROCRATIZADAS, CR seria un buen ejemplo. Pero tb es cierto que para hacer algunas acciones es imprescindible músculo y tamaño. QUE DIFICIL.

Gracias a Gambia he conocido muchas ONGs. Y creo que estoy en camino de hacer muy buenos amig@s.

Es un asunto muy espinoso, porque yo estoy con Flor que se pueden hacer muchas cosas al margen de una ONG. Aunque si lo miramos fríamente, Flor y Pablo son una ONG. Porque lo que se hace al final es legalizar una situación existente. Es como vivir en pareja, ir al ayuntamiento de turno a inscribirte como pareja de hecho, casarte por lo civil o por la iglesia. Al final todo es lo mismo.

Lo importante es el amor en la pareja, no los papeles que tenemos. Lo importante es como gestionamos los recursos, no que grado de legalización tenemos.

Ahora confío a muerte en David y Lauri y su Mensajeros X Gambia. Estoy enamorado de la fuerza que tienen Jaume y Laura y su Bon Dia Gambia. Y confiaré en la Asociación de Caridad el Color de la Papaya, evidentemente.

Pero todo esto no quita que comparta en gran parte las palabras de Flor y del visitante Anónimo (que estoy seguro conocí esta semana pasada en persona).

Salut

LORENA PÉREZ dijo...

...ya dejé mi opinión sobre el asunto en la anterior entrada... No obstante, me gustaría añadir una cosita que se me pasó:

Si no fuera porque existe la posibilidad de formar una ONG, de unir fuerzas, sería imposible para muchas personas anónimas y sin muchos recursos económicos, participar y colaborar con otras realidades, lejanas en apariencia, pero profundamente cercanas emocional y sentimentalmente.

Si no existieran las ONG, la "ayuda" a los países "empobrecidos" (que no pobres!) estaría monopolizada, como lo ha estado durante décadas, por la actividad "caritativa" de carácter "exótico" de personas con recursos económicos. Y las personas que, como dice el compañero (o compañera) anónimo, no podemos más que ahorrar durante un año para bajarnos unos días a sentirnos parte de esa acción solidaria, nos sentiríamos sin recursos, sin posbilidad de acción... y además solos!!

Una ONG, y más concretamente una ONGD o ONGH (organización no gubernamental para el desarrollo, o humanitaria) permite que ese pequeño granito de arena que la gente "sin muchos recursos" puede aportar, se convierta en una pequeña "duna", que sí tenga alguna repercusión e impacto sobre las personas a la que va dirigida esa ayuda; sobre sus realidades, sobre sus vidas...

Como comenté en la entrada anterior, la principal labor de una ONG (prefiero llamarla asociación de carácter social), es la de servir de intermediaria entre la población de un determinado pueblo, región, o incluso país; población con inquietudes, con ganas, conciencia y compromiso social y solidario... Y la población a la que se quiere ayudar!! Y en muchas ocasiones es el único medio de conexión!! No todos podemos colgarnos la mochila, coger un fajo de billetes de 50 euros y bajarnos a repartilos por África... Necesitamos estar unidos! Y necesitamos tener el apoyo de la gente! De los socios y colaboradores que han confiado en nosotros!

En definiva, ... todo sale del corazón! Y el constituirse o no en ONG no es más que una opción "técnica" o "burocrática", que da ventajas y que puede favorecer que esa inquietud y esa ayuda hacia la que se tenía predisposición, pueda llegar a multiplicarse... No es más que eso!!

Ahmed dijo...

Querida Lorena, estoy al 100% de acuerdo con tu postura. Con cada una de tus palabras.

Estoy seguro que este debate que he querido plantear será positivo, y mi intención precisamente es la de arrojar más luz y datos sobre la información sesgada y las generalizaciones, que son practicamente indefendibles, por razones obvias.

Yo he aprendido mucho del contacto con personas como tú o Sebastián, y he revisado mis criterios, por ello creo que todos los pueden revisar.

Estas conversaciones las he tenido en la terraza y he mantenido esta posición, adrezada con el asunto de tolerancia cero con la corrupción, que es la linea "moral" que puede permitir que los acontecimientos o las utilidades desvirtúen los principios generalmente altruístas de las muchas ONGs que existen y cuyo honor no debe mancharse si no hay pruebas.

Querida Lorena, tú lo has explicado perfectamente, yo no tengo nada más que añadir.
tan solo que por parte de las ONGs como a la que perteneces, debe de tenerse la suficiente comprensión para las personas que desgraciadamente han sido afectadas por esos escándalos y malos ejemplos.
Ejemplos de organizaciones limpias como la vuestra, y de acciones positivas es lo que puede hacer que algunos prejuicios cambien.

A tí y otros no os debe escandalizar las posturas como las que ha expresado Flor.

Por otra parte no ha expresado ni siquiera esa posición de raiz, ha mencionado hechos ciertos como son los viajes de ejecutivos y gastos millonarios. Y en ello tiene razón. Ella, creo que señala, el problema.
Ocultarlo, por parte de ONGs como las vuestras, y ofenderse, no ayuda, hay que mantener la cabeza fria, saber qué hay que seguir haciendo y haciendo bien

Un entrañable saludo, Lorena

Ahmed

Historias de África dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Gabriel dijo...

Repito aqui algo de lo que he dicho en el otro post.

¿Que palabras os molestan de las que dijo Flor?

"La gente está quemada con las ayudas de las que a veces hay que pagar billetes de avión y alojamientos millonarios en hospedajes para cooperantes,
supongo que es eso..."

"Entre todos hemos juntado ¡550 eurakos! y eso es lo que llegará
exactamente a Kergalo, ni un céntimo menos, cero euros de gestión."

¿Estas frases son las que os hacen tanto daño?

EL QUE LE PIQUEN QUE SE RASQUE, al resto, ¿porque os molestan tanto?

Lorena, dices:

"Si no fuera porque existe la posibilidad de formar una ONG, de unir fuerzas, sería imposible para muchas personas anónimas y sin muchos recursos económicos, participar y colaborar con otras realidades,"

No es imposible. De los 1120 euros aportados para hacer un nuevo pozo en la huerta pequeña de Kerr Gallo hay muchas donaciones de 5 euros. Posible es. Las donaciones no se hicieron a ninguna ONG legalizada. Se hicieron a ONGs con NIF, a personas amigas de confianza.

¿Donde esta el problema?

No acabo de entender el resquemor con las palabras de Flor. De verdad no lo entiendo.

Salut

LORENA PÉREZ dijo...

Queridos amigos y compañeros "de viaje",

Nada más lejos en la intención de mis palabras que menospreciar la ayuda "individual" de esos 5 euros (o de otros tantos) que Gabriel menciona en su mensaje. De hecho, gracias a esas "pequeñas" ayudas individuales se hace posible que ONG como la que nosotros constituímos, y como muchas otras (como la de nuestro amigo David), puedan llevar un poquito de esperanza a esos otros rincones del mundo, menos afortunados que el nuestro (o los nuestros).

Y mucho menos he pretendido ponerme en contra de Flor, cuya acción me parece muy loable (y a la que seguro que acabaré conociendo, gracias a la magia de esa aldea, Kerrgallo; y estaré encantada -ya lo estoy- de sumar fuerzas con ella, y con todos los que en cierto modo quedamos "atrapados", sin vuelta atrás, por ese maravilloso lugar, en el que hace unos meses se despertó la "alegría de hacer"...), y cuyos comentarios, a fin y al cabo, eran un mensaje "personal", que seguramente continúa una de las fructíferas y enriquecedoras conversaciones en el porche de La Granja.

Por supuesto que comprendo a aquellas personas que están "quemadas" de oir y ver barbaridades en los medios de comunicación, y comprobar cómo "algunas" (que no la mayoría!)ONG no son leales con la confianza (y recursos) que muchas personas anónimas depositan en ellas. Pero tampoco creo que la mayoría de la gente esté tan quemada y desencantada con las ONG (de hecho habría que echar un vistazo a las cifras recaudadas, tras el terremoto de Haití, por ONG de la talla de Cruz Roja, Medicos Sin Frontera, o Acción contra el Hambre... cuya labor me atrevo, por conocimiento de causa, a loar).

Lo único que he querido es aclarar que esos "fraudes" constituyen una minoría, y que no se puede criticar tan ligeramente un sector del cual tenemos una información tan "sesgada". Porque esas críticas no vienen sino a "hacer daño" al sector (...no me gusta esta palabra, pero bueno...); un sector que ya lo tiene difícil con la que está cayendo; un sector que puede ser el único que aporte algo para paliar las desigualdades del mundo... Porque, señores, prefiero que sigan siendo las ONG las que gestionen esos fondos, a que sea el gobierno del país X el que los dé directamente al señor Yayah Jammeh, presidente de Gambia...

Por supuesto que se puede conseguir dinero y llegar a la gente que tenemos más cerca para conseguir esos poquitos euros que, juntos, pueden servir para aliviar alguna necesidad. Pero no me negaréis que si esa pequeña acción individual se convierte en acción colectiva que crece y crece (...cuya consecución final puede ser la inscripción de una ONG)la ilusión, el trabajo, y el esfuerzo se multiplican...

Personalmente, yo no hubiera conocido la realidad de Gambia, si no hubiera conocido antes a la ONG Nakupenda Sana... y con mi acercamiento a Gambia a través de ellos, de su mano, he conseguido "contagiar" a mucha otra gente, y así esto sigue creciendo y multiplicándose...

Mi conclusión es que, como decía, una ONG, en tanto en cuanto movimiento social con mayor capacidad de difusión que una persona por sí misma, tiene el poder de crear una "red social" que realmente pueda, poquito a poco, cambiar las conciencias de este "Norte" maltrecho y "perdido" (de ahí la importancia de la Educación para el Desarrollo).



...Continúa... (el blog no me deja publicar tantas palabras!)

LORENA PÉREZ dijo...

... Continuación....

Mi intervención ha venido a continuar el debate planteado por Gustavo. Un debate, que por otra parte me parece muy acertado, porque resulta muy positivo y enriquecedor que todos los que, al fin y al cabo, estamos en el mismo barco, nos conozcamos, planteémos nuestros puntos de vista, nuestras experiencias,... y con ello, aprendamos los unos de los otros.

Al fin y al cabo, eso es lo que nos hará más fuertes; eso es lo que hará que nos "cojamos de las manos" con más fuerza... porque nos conoceremos mejor, y porque, como he dicho antes, aprenderemos los unos de los otros.

Por mi trabajo (...no en una ONG!), he tenido la oportunidad de conocer a muchas, y hasta el momento no he conocido a ninguna cuyos fines y cuyo trabajo no sean loables. El hecho de que sean grandes o pequeñas... pues veréis, todas las que son grandes empezaron siendo pequeñas, y crecieron por el aumento de personas que confiaron en ellas, por el aumento de compromiso y trabajo con sus contrapartes locales (...Ahí tenéis a D. Vicente Ferrer, que empezó solito, y consiguió lo que hasta ahora no ha conseguido ninguna otra persona en el mundo: actuar sobre la realidad y demostrar, con ello, que la realidad es transformable...)... Y si necesitan contratar a personas, por su volumen de trabajo, y por la cantidad de recursos que tienen que gestionar... pues no lo critico! Al contrario, me parece lo más "lógico", ya que se necesitan garantías de capacidad de gestión de esos recursos... Y me consta que hay métodos de "control" de esas grandes organizaciones, y que si alguna no cumple o "desvía fondos" de forma ilícita, son "pilladas" (véase ANESVAD, o INTERVIDA, por mencionar algunos de los últimos casos).

Por eso, lo único que pido, compañeros, es un poco de cuidado a la hora de tirar por tierra el trabajo, por otra parte tan difícil, de aquellos grupos de personas que solo intentan contagiar y llamar la atención de nuestra sociedad, tan mal informada y manipulada, sobre la existencia de esas desigualdades en el mundo, y de sus causas. Porque no todo el mundo tiene la oportunidad de viajar a un país como Gambia, y encontrarse con una persona como Gustavo, que le guíe en ese "despertar" a la realidad... La gente que nunca se mueve a esos "otros países", necesita de grupos de gente, asociaciones, ONG, que les muestren esa realidad, y en las que confiar!

Sin más, con todo mi respeto y mi cariño, os envío un fuerte abrazo.

Lorena P.

Marta dijo...

Querida Lorena,

en contra de Flor te pones cuando dices en un mensaje anterior palabras como: "Insisto en que, me apena profundamente, que la gente se "cuelgue medallitas" por no formar parte de ninguna ONG... Me parece ridículo, demagógico, y una gran muestra de ignorancia con respecto al tema del que se está hablando."
Y he de decirte que si a ti te apena eso que constantemente haceis la mayoría de ONGs (lo de colgaros medallitas) lo que a mi me apena profundamente es que alguien diga semejante tontería respecto a una persona como Flor.

Porque querida amiga (permíteme la confianza) si es verdad que llegar a Gambia y que alguién como Gustavo te haga abrir los ojos respecto a la situación en el país ayuda a ver las cosas como son, pero he de decirte que en nuestro caso y después de conocer el trabajo que haceis cada una de las ONGs que allí trabajais seguimos queriendo trabajar por nuestra cuenta, que también se puede.
Independientemente que colaboremos con MXG o con BDG como bien decía mi querido Gabi en otro mensaje.
Con esto sólo pretendo decirte que con ganas y con amor como bien tu decías se pueden hacer muchas cosas sin necesidad de tener mucho dinero o muchos socios.

Saludos

LORENA PÉREZ dijo...

Querida Marta,

...aunque ya sabía de tí, por David o por Paqui, es la primera vez que "hablo" directamente contigo. Encantada de saludarte, en primer lugar!

... por otra parte, creo que ya comenté todo lo que tenía que comentar y ya constesté a Gabi lo del tema del (desafortunado) comentario sobre las "medallitas" (que no hay que sacar del contexto del debate que planteó Gustavo), y mi impresión sobre Flor, a la cual deseo conocer, y cuya labor altruísta no me produce sino alabanza y respecto, al igual que a la de todos los que estáis, estamos, en esto.

Por otra parte me parece muy lícito que hayáis decidido trabajar "por vuestra cuenta", y lo respeto y considero necesario, al igual que respeto y considero necesario el trabajo que hacen en Gambia ONG como Mensajeros X Gambia, Bon día GAmbia, La Sonrisa de África (The future is our Country) o Nakupenda Sana... Insisto en que TODOS somos parte de esto!

Lamento mucho que, de todo lo que he planteado, os quedéis solo con esa frase! Lo lamento sinceramente... pero al final cada uno ve (o lee) lo que quiere ver.

Por mi parte, acabé mi participación en este debate, porque creo que más que ayudarnos a conocernos y a unirnos, está consiguiendo todo lo contrario... Y esta maravillosa y mágica herramienta que es el blog de Gustavo, se está convirtiendo en algo "negativo"...

Sin más, recibe un fuerte abrazo.

Lorena P.

Marta dijo...

Lorena, te pido disculpas porque mientras yo escribía tu enviabas otro mensaje contestando lo mismo a Gabi. Lo acabo de leer.

Lo siento...

Un abrazo
Marta

LORENA PÉREZ dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Flor dijo...

Queridos amigos, he visto demasiadas veces escrito mi nombre, eso me abruma […]

Gustavo es un "elemento incendiario", por aprovecharse de mi escrito para iniciar este debate, pero bueno, el tío es listo y sus motivos tendrá. Solo un par de cositas:

¿Desafección por las ONGs? No Gustavo, no siento eso por las ONGs.

Ya me gustaría a mí ir por el mundo repartiendo billetes, aunque fuesen de cinco euros... (por un gato que maté...).

Por otra parte el ayudar a los demás siempre es buena cosa, ¿qué más da cómo se haga?
¿ONG? ¡estupendo!, ¿ayuda individual? ¡también estupendo!

Pablo cree que las siglas ONG significan:
Oy
No soy del
Gobierno

...y espera a que crezcan (a ser posible con ayudas del gobierno, porque curiosamente si no eres asociación el gobierno no te suelta la panoja), para tomar como modelo jerárquico las auténticas estructuras gubernamentales con presidentes, subpresidentes, directores generales y todo eso (que cuestan una pasta gansa)

Es cierto que no se debe generalizar de ninguna manera, pero hace tan mala impresión cuando:

¿Alguien ha visto a los de la MINURSO en el Sahara Occidental? Son observadores, se suelen colocar con un elenco de "todo terrenos" que flipas en los aparcamientos de los mejores hoteles de El Aaiún, es frecuente también encontrarlos cenando en uno de los restaurantes más chachis de esa ciudad, "el Josefina". O quizás a los del "huevo frito" AECI, nosotros les hemos visto de cerca trabajando en la República Dominicana, y vaya tela como vive esa gente...

Para terminar, deciros que me parece admirable que las personas se organicen para llevar a cabo una labor bien hecha, transparente, pública y eficaz. Quizás por eso la primera norma sería conocer el sueldo de los integrantes, no vaya a ser que un cooperante se sienta con derecho a percibir 4.000 euros de salario y no esté dispuesto a pagar más de 50 a un "cooperante local"
Ya sabemos que la mayoría de las ONGs tienen cooperantes sin sueldo, y que esas son la mayoría, las auténticas, las que no generan gastos a la organización. Sé perfectamente que de esas hay muchas y funcionan muy bien.

Saludos a todos.

Dicen mis gobernantes españoles que en Afganistán se está llevando a cabo una misión humanitaria... ¡apaga y vámonos!

LORENA PÉREZ dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.